¿Qué tipos de adquisiciones son las más exitosas?

No hay una fórmula secreta para hacer la perfecta adquisición. Como cualquier otro proceso, cada caso debe tener su propia estrategia lógica. Los compradores con más éxito suelen tener en mente una idea para crear valor en la empresa que les interesa. Si no encuentras ninguna empresa que encaje con tus planes, puede que sea la hora de acudir a personas especializadas en este campo. Pueden ayudarte a encontrar lo que andas buscando.

Existe una gran variedad de tipos y tamaños de adquisiciones y no es fácil clasificarlos por estrategias. Pero sí hay varios objetivos que fijarse al buscar una empresa que te permita crear valor. Algunos de estos objetivos pueden ser crear acceso al mercado para productos específicos, adquirir habilidades o tecnologías más rápido, o a un costo más bajo de lo que podían ser construidos internamente, o por ejemplo mejorar el rendimiento de la empresa objetivo. El razonamiento estratégico de una adquisición debe estar basado en una razón tangible, como las anteriores mencionadas, y no en un concepto vago o general como puede ser el crecimiento o posicionamiento estratégico.

Mejorar el rendimiento de la empresa objetivo es una de las estrategias de adquisición creadoras de valor más comunes. La persona interesada compra una empresa y reduce los costos radicalmente para mejorar los márgenes y los flujos de efectivo. En algunos casos, el adquiriente también puede tomar medidas para acelerar el crecimiento de los ingresos. Es más fácil mejorar el rendimiento de una empresa con bajos márgenes y bajos retornos sobre el capital invertido, que la de una compañía con alto capital invertido y altos márgenes.

A menudo, las empresas relativamente pequeñas con productos innovadores tienen dificultades para llegar a todo el mercado potencial de sus productos. Muchas compañías basadas en tecnología compran otras empresas que disponen de la tecnología que necesitan para mejorar sus propios productos. Así incorporan una nueva tecnología sin necesidad de desarrollo por su parte. Por ejemplo, una empresa tan grande como Apple compra otras empresas pequeñas para mejorar sus tecnologías.

La estrategia ganadora final implica hacer adquisiciones al principio del ciclo de vida de una nueva industria o línea de productos, mucho antes de que la mayoría reconozca que crecerá significativamente. Esta estrategia requiere un enfoque disciplinado por parte de la administración en tres dimensiones. En primer lugar, debe estar dispuesto a realizar inversiones anticipadamente mucho antes de que sus competidores y el mercado vean el potencial de la industria o de la compañía. En segundo lugar, debe realizar varias apuestas y esperar que algunas fallen. En tercer lugar, necesita las habilidades y la paciencia para nutrir los negocios adquiridos.

Al basarse en los tipos de estrategias de adquisición que han creado valor para los adquirentes en el pasado, empresas como ONEtoONE pueden hacer que sea más probable que las adquisiciones creen verdadero valor para sus accionistas. Los asesores que hemos participado en numerosas operaciones sabemos que es cuestión de tenacidad, de no abandonar, de buscar fórmulas creativas que levanten la operación una y otra vez hasta conseguir nuestros objetivos. La principal dificultad que implica este tipo de operaciones es saber cómo abordarlas para no ser engañados y maximizar nuestro valor. Es crítico comprar bien, pues una vez adquirida una compañía, la empresa propietaria asume tanto sus beneficios, como sus contingencias y sus posibles pérdidas. Por ello resulta crucial la experiencia en operaciones de compraventa.

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

COMPARTIR:

Where is your buyer? ONEtoONE

Suscríbete a nuestro Newsletter:

Artículo recomendado: