Mergers & Acquisitions, Compraventa de empresas

Empresas sin Misión, dan tumbos

Etiquetas: , , ,

Si preguntas a un grupo de jóvenes qué les gustaría conseguir cuando tengan cuarenta años, la gran mayoría dirá lo que quiere tener. Solo algunos responderán el tipo de persona que quieren ser. Estos segundos son los que tienen una idea clara de a dónde van.

Lo mismo sucede con las empresas. Muchas piensan sólo en términos de dinero y esas no saben hacia dónde van.

Walt Disney dijo “Disneyland es un trabajo de amor, No lo creamos sólo con la idea de ganar dinero”, hacer dinero debería ser un elemento secundario a tu misión, una alegre consecuencia de hacer una gran trabajo para la gente a la que quieres servir.

Una empresa, si quiere durar, tiene que tener una Misión que refleje por qué existe, cómo quiere cambiar el mundo en el que actúa, cuál es el alma de la compañía.

Los objetivos cambian, la Misión no. La misión inspira, guía las acciones de todos y les une en un foco común, les alinea en una misma dirección.

Las personas No se mueven sólo por dinero, prefieren hacer algo grande. Steve Jobs captó a John Sculley, entonces vicepresidente de PepsiCo, para Apple diciéndole: “Quieres pasar el resto de tu vida vendiendo agua azucarada o quieres una oportunidad para cambiar el mundo”.

La misión de Nike es “Experimentar la emoción de la competición, ganar”, la de Walt Disney es “Hacer feliz a la gente”, la de Mary Kay Cosmetics es “Dar oportunidades ilimitadas a las mujeres”, la Misión de IKEA es “crear una vida mejor en el día a día para la mayoría”.

¿Tiene una Misión tu empresa?, ¿Es clara? Si no lo es, estos días más tranquilos de verano te pueden servir para pensarla (y la tuya personal también).

Vuestra misión debe ser sencilla y concreta pues la simplicidad es una fuerza multiplicadora. 3M define su misión como “Una búsqueda permanente para resolver de manera innovadora problemas no resueltos”.

Para entender el propósito central de tu empresa, pregúntate ¿Qué se perdería si mi empresa dejase de existir? ¿Por qué merece la pena que exista? Si no existiese, ¿Habría que crearla?

Muchas empresas viven sin Misión. Dan tumbos y cambian su rumbo estratégico cada cierto tiempo perdiendo muchísimo valor. Si quieres alinear a tu organización con un rumbo, sería bueno que todos conozcan ese rumbo y a donde queréis llegar.

Toda fuerza es débil si no está unida, por eso la Misión es ese elemento de unidad que os dará dirección.

Una Misión clara e ilusionante ayudará a tu empresa a cambiar la manera de mirar las cosas, entonces las cosas a las que miréis cambiarán y comprobaréis que florece vuestra rentabilidad.

Artículo escrito por Enrique Quemada , Presidente de ONEtoONE, para Expansión.com

Artículos relacionados


10 claves para negociar la venta de una empresa Imagina que quieres vender tu casa. Seguro que antes de enseñársela a posibles compradores, dedicarías un tiempo a limpiarla, arreglar pequeños desperfectos…buscarías su mejor cara. Prepararías la casa para su venta. Ocurre lo mismo con las empresas....
Cómo mantener el valor de tu empresa Cuando negocias la venta de una empresa debes garantizar que el valor que has ido construyendo durante años no cambie. Es vital contar con expertos en la negociación, bien preparados, para el beneficio de ambas partes y lograr tener éxito en la trans...
3 claves para maximizar el precio de mi empresa Cuando llega el momento de vender una empresa siempre hay cuestiones más relevantes que otras a tratar para finalmente tomar una decisión y obtener el mayor beneficio al realizar la operación. Claves para saber cómo vender y maximizar el p...

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

COMPARTIR:

Artículos más leídos

Where is your buyer? ONEtoONE

Suscríbete a nuestro Newsletter:

Artículo recomendado: