Encontrar empresas para comprar: 10 métodos de búsqueda

Encontrar empresas para comprar: 10 métodos de búsqueda

Etiquetas: , ,

Una vez que has decidido el sector idóneo en el que actuar, si quieres encontrar empresas para comprar, lo más útil es correr la voz en tu entorno y en los actores clave del mundo de las fusiones y adquisiciones. En este artículo 10 métodos de búsqueda que debes absolutamente conocer.

3 pasos para anunciar tu intención de comprar una empresa

1- Dalo a conocer en la industria en la que estás interesado, contacta a la asociación profesional del sector, habla con el gerente de ésta y manifiéstale tu interés, pídele que te avise si oye de alguna empresa en venta.

2- Contacta directamente a los propietarios de las empresas que te interesan. Te llevarás sorpresas muy positivas. Durante muchos años hemos llamado a propietarios en nombre de clientes que estaban interesados en comprarles y siempre la acogida ha sido muy buena, en muchas ocasiones han mostrado un extraordinario interés. A los empresarios les encanta que les digas que quieres comprar su empresa, se sienten halagados y muchos están dispuestos a venderla.

3- Otra fórmula es poner un anuncio en internet, en las webs de compra venta de empresas. En esas webs hay mucho anuncios de vendedores pero muy pocos de compradores, con lo que el tuyo destacará y se aproximarán a ti empresas y asesores para proponerte operaciones. Es mucho más agradable que vengan a ti a proponerte empresas que tener que ir tú a buscarlas, tu fuerza de negociación sube.

 

 

7 ámbitos en los que darte a conocer a la hora de comprar una empresa

Por supuesto, es muy útil dar a conocer en tu entorno que estás buscando una empresa para comprarla.

1- Dirígete a los principales bancos de inversión especializados en fusiones y adquisiciones. No son muchos y son fáciles de localizar en internet. Eso sí, debes demostrarles que tienes intenciones reales de comprar. Estos asesores valoran mucho su tiempo y no quieren perderlo con despistados. La ventaja de contactar con estas entidades es que tienen mandatos de venta y el vendedor les ha pagado para que hagan un cuaderno de venta y elaboren documentación sobre la compañía, por lo tanto te dan la información masticada.

2- Los departamentos de riesgos o las aéreas de banca de empresas en bancos y cajas son una extraordinaria fuente de operaciones. Ellos conocen las empresas en las que los empresarios están cerca de la jubilación o que están sobrepasados por las circunstancias y están deseosos de encontrar sustitutos que refuercen la gestión de esas empresas. Si estás buscando empresas en crisis, no te dejes a los bancos. Tienes un montón de ellas como clientes y estarían encantados en muchos casos de buscar una alternativa en la gestión. El agresivo endeudamiento de las empresas y la caída de facturación y de EBITDAs (beneficio antes de Intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) está provocando que numerosas empresas tengan dificultades para hacer frente al servicio de la deuda. En esas circunstancias, los bancos se encuentran con que son ellos quienes tienen el mayor problema. La empresa les debe mucho dinero y el empresario está desbordado por los acontecimientos. Los bancos son conscientes de que si la empresa entra en concurso, entrará muy probablemente en liquidación y ellos perderán la mayor parte de lo que han prestado. Para ilustrarlo te pongo un par de ejemplos reales:

Empresa distribuidora de fruta que factura 60 millones de euros, tiene deuda con bancos en 2010 por importe de 17 millones y genera un EBITDA de 1,5 millones. La empresa está al borde del concurso y a un múltiplo de adquisición de, por ejemplo, 7 veces EBITDA el valor sería 10,5 millones de euros, por lo que el valor de la empresa ni siquiera alcanzaría para pagar la deuda. El banco sabe que si entra en concurso los agricultores sólo estarán dispuestos a venderle si la empresa paga al contado y no tiene liquidez suficiente para ello, por lo que no tendrá género para servir a las grandes superficies y entrará en liquidación, haciendo imposible la recuperación de lo prestado. Por eso, el banco es el primer interesado en buscar una solución a esta situación e intentar localizar a alguien dispuesto a adquirir la empresa.

Empresa con 100 salas de cine, que es propietaria del 70% de los locales. Tiene 20 millones de deuda y con la caída de consumo (y por tanto de ocio) y el exceso de capacidad acumulado en el sector (con el boom de consumo se han construido demasiadas salas de cine), la empresa todavía tiene EBITDA positivo pero no genera suficiente caja para pagar los intereses de la deuda y por ello está al borde del concurso. El empresario teme que si no presenta concurso voluntario de acreedores podrá ver expuesto todo su patrimonio, pues incurrirá en responsabilidades personales. Si lo presenta, las distribuidoras de películas solo le venderán si paga al contado y, como no tiene caja suficiente, no tendrá producto. Un concurso implica una liquidación  o quita importante para el banco y el gran perdedor es la entidad financiera a la que deben los 20 millones, por ello esta es la primera interesada en buscar un comprador que tome las riendas del negocio y lo devuelva a rentabilidad positiva.

Como consecuencia, las entidades financieras están tomando el control de la situación y torciendo el brazo de los empresarios para obligarles a la venta de su empresa con objeto de recuperar en el futuro una mayor parte de lo prestado.

3- Habla con las entidades de capital riesgo que están centradas en tu sector. Muchas entidades tienen preferencias sectoriales. Puedes identificarlas a través de www.webcapitalriesgo.com.

4- Si estás buscando empresas pequeñas puedes hablar con la Cámara de Comercio de tu provincia o con algún business broker.

5- Otros actores que te pueden presentar empresas son los despachos de abogados, despachos fiscales, auditores o gestorías.

6- No te olvides de los head hunters, a los que en ocasiones inversores financieros les encomiendan la búsqueda de un directivo para la empresa. En esos casos, eres el último en llegar a la operación y, aunque puedes acceder a un porcentaje del capital, tu fuerza negociadora es mucho menor.

Tal vez te parezca un lío tener que realizar una búsqueda, pero como dicen los ingleses “No pain, no gain” (sin esfuerzo no hay beneficio). Detrás de esa búsqueda puede haber una oportunidad muy superior a todas las satisfacciones profesionales que hayas tenido en tu vida. Si no te gusta tu situación actual, no te conformes, crea tu propio destino.

7- No dejes de mirar la empresa en que ahora trabajas. Puede que esté dentro tu oportunidad de compra ideal y no hayas reparado en ella. Las apariencias muchas veces engañan y tal vez, mientras tú estás buscando una oportunidad de compra fuera, los propietarios de la empresa donde trabajas están confidencialmente buscando un comprador para ésta. No serías el primer directivo al que le sucede.

Artículos relacionados


Pasos a seguir para comprar una empresa: inicio de contactos En los pasos a seguir para comprar una empresa, el inicio de contactos juega un rol muy importante. En este artículo descubrimos el por que y analizamos algunas técnicas para llegar a la compra obteniendo el mejor precio. Cuando llames por teléfono ...
Qué hacer frente a un primer inversor Puede darse el caso de que aparezca un inversor de manera inesperada que presente una oferta para comprar tu empresa. Atención, resultaría extraño que se tratara del comprador ideal. La presentación de esta oferta podría ayudarte a entender si rea...
Cómo valorar la marca de una empresa En la venta de una empresa, los propietarios empresariales intentan valorar diferentes elementos de sus empresas para determinar un precio de venta adecuado, incluyendo sus activos, sus flujos de efectivo y sus relaciones empresariales. Al revisar lo...

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

COMPARTIR:

Artículos más leídos

Where is your buyer? ONEtoONE

Suscríbete a nuestro Newsletter:

Artículo recomendado: