Mergers & Acquisitions, Compraventa de empresas

Qué mirar cuando surja una oportunidad de compra

19 marzo. 2014 Etiquetas: , , , No hay comentarios

La palabra oportunidad genera dos sentimientos encontrados en la mayoría de las personas. Un sentimiento positivo o de impulso que te hace pensar, “debe ser mío”. Mientras que por otro lado piensas que algo oscuro o turbio debe haber detrás para que sea una oportunidad. Dos sentimientos que hemos vivido todos. Cuando estamos en esta tesitura, siempre nos planteamos unos puntos clave para conocer por qué idea nos decantamos. A continuación os explicamos los 4 puntos que debes analizar para saber si es una oportunidad la compra de una empresa concreta:

Calidad del origen de la oportunidad

La propia fuente por la que viene servirá como indicación de si es una oportunidad real. ¿Viene a través de un banco de inversión o te la ofrece un intermediario no conocido? Si se trata del segundo caso se más cauto. ¿El vendedor está pagando asesores? Si lo hace, significa que tiene voluntad de vender

¿Se trata de un proceso formal de venta?, ¿Te han hecho firmar un acuerdo de confidencialidad?, ¿Hay un cuaderno de venta?

Esta información es muy relevante, pues en muchas ocasiones el dueño está solo tanteando el mercado para ver si hay interés por su empresa o cuál puede ser su valor. En otras ocasiones la operación te la presenta un intermediario que ha oído campanas y quiere sacar algo sin saber si el dueño desea realmente vender.

¿Venden todos los accionistas?

Se trata de un aspecto fundamental para conocer si se trata de una verdadera oportunidad de compra. En muchos casos, tras profundizar  en el proceso descubres que se trata de un accionista minoritario que está atrapado con un 15% y que está buscando un comprador para “salir de ahí”. Lo normal en esos casos es que su paquete accionarial sea adquirido por los mayoritarios. Generalmente es poco sensato sustituir en el problema a un minoritario descontento y además, pagar dinero.

Sin embargo puede darse el hecho de que los que venden son una mayoría de los accionistas, pero los minoritarios tienen derecho de tanteo y pueden abortar tu operación si no la has acordado también con ellos.

Como ves, cuando sólo una minoría quiere vender, hay que ser creativo y diseñar fórmulas que permitan cerrar la operación. Se trata habitualmente del tipo de operación más complicada y las posibilidades de que no termine saliendo son muy elevadas.

Calidad de los asesores

Si el equipo asesor que rodea al vendedor no tiene experiencia en este tipo de procesos es muy posible que la operación se estropee o que su ejecución resulte mucho más difícil y atropellada. Por eso, debes fijarte en el tipo de asesores y abogados que tiene el vendedor antes de embarcarte en una operación de compra.

Puedes decirle que estás dispuesto a estudiar la operación siempre que contrate asesores de corporate finance y abogados con experiencia probada en compraventa de empresas.

Sin duda, a mayor calidad de asesores, mucho mayor es la posibilidad de que salga la operación.

¿Es realmente el tipo de empresa que buscas?

Clarifica si la empresa está en la fase de desarrollo que te interesa: start-up, crecimiento o madurez. ¿Realmente has desarrollado habilidades útiles para competir en ese sector?

¿Se ajusta al sector y tipo de negocio en el que tú tienes capacidades y experiencia real?

¿La empresa está en una zona geográfica accesible y próxima a tu vivienda, y en buena ubicación geográfica para desarrollar su negocio con éxito? Todas estas reflexiones debes hacerlas antes de embarcarte en el proyecto de compra.

Si estás interesado en la compra de una empresa, contacta con nosotros. Contamos con la experiencia de haber participado en más de 800 operaciones de compraventa de empresas.

Comparte este artículo en Redes Sociales!

 

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

COMPARTIR:

Where is your buyer? ONEtoONE

Suscríbete a nuestro Newsletter:

Artículo recomendado: