4 cosas a tener en cuenta en la compra de empresas

4 cosas a tener en cuenta en la compra de empresas

Etiquetas: , , ,

“Cuando puedes medir aquello sobre lo que estás hablando y expresarlo en números, sabes algo sobre ello”, – William Thomson. En este artículo descubrimos las 4 cosas más importantes que tienes que tener en cuenta en la compra de empresas.

En la compra de empresas, ¡verifica la calidad del origen de la oportunidad!

La propia fuente por la que viene servirá como indicación de que es una oportunidad real.

¿Viene a través de un banco de inversión o te la ofrece un intermediario no conocido?, en el segundo caso se más cauto. ¿El vendedor está pagando asesores? Si lo hace, significa que tiene voluntad de vender.

¿Se trata de un proceso formal de venta? : ¿Te han hecho firmar un acuerdo de confidencialidad? ¿Hay un cuaderno de venta?

Esta información es muy relevante, pues en muchas ocasiones el dueño está solo tanteando el mercado para ver si hay interés por su empresa o cual puede ser su valor, en otras ocasiones la operación te la presenta un intermediario que ha oído campanas y quiere sacar algo sin saber si el dueño desea realmente vender.

Quién vende

En muchos casos, tras profundizar descubres que se trata de un accionista minoritario que está atrapado con un 15% y que está buscando un comprador para “salir de ahí”. Lo normal en esos casos es que le compren los mayoritarios. Es habitualmente poco sensato sustituir en el problema a un minoritario descontento y, además, pagar dinero.

En otras ocasiones, los que venden son una mayoría, pero los minoritarios tienen derecho de tanteo y pueden abortar tu operación si no la has acordado también con ellos.

En una operación en la que trabajamos asesorando al comprador, el accionariado de la empresa objetivo estaba formado por cuatro grupos familiares descendientes de un mismo abuelo. Uno de los cuatro quería vender a toda costa y tenía un 20% (grupo A), otro llevaba la gestión de la compañía, tenía otro 20%  y estaba muy cómodo (grupo B), el tercero era indiferente y tenía un 15% (grupo C) y el cuatro, con un 45%  era rebelde y quería comprarlo todo (grupo D). Lo primero que estructuramos fue un incentivo para el gerente (grupo B) de manera que se inclinase a la venta. Una vez ganado a este y dado que los estatutos permitían la libre transmisión entre socios, estructuramos una operación de compra de A y B a C a un precio elevado pues al ser bisagra demandaba una prima a quien le comprase. Hecho esto, y para evitar que grupo D ejerciera el derecho de tanteo les notificamos que nuestro “poderoso cliente” se conformaba con el 55% y que si ellos no vendían, estaba dispuesto a subir el precio hasta conseguirlo y una vez que tuviera la mayoría les haría pagar a los que habían quedado en minoría (en caso de que entonces quisieran vender) el sobreprecio por él pagado. Entendieron que no iban a ganar, que tenían mucho que perder y vendieron.

Como ves, cuando sólo una minoría quiere vender, hay que ser creativo y diseñar fórmulas que permitan cerrar la operación. Se trata habitualmente del tipo de operación más complicada y las posibilidades de que no termine saliendo son muy elevadas.

Calidad de los asesores

En la compra de empresas, si el equipo asesor que rodea al vendedor no tiene experiencia en este tipo de procesos (es bastante común) es muy posible que la operación se estropee o que su ejecución resulte mucho más difícil y atropellada. Por eso, debes fijarte en el tipo de asesores y abogados que tiene el vendedor antes de embarcarte en una operación de compra.

Puedes decirle que estás dispuesto a estudiar la operación siempre que contrate asesores de corporate finance y abogados con experiencia probada en compraventa de empresas.

Si su abogado es un amigo especialista en derecho matrimonial y le está ayudando su gestoría (que suele ser el primer interesado en que no venda, pues se queda sin cliente) tal vez no te convenga meterte en un esfuerzo con altas probabilidades de que la operación acabe siendo frustrada por exigencias absurdas o por falta de comprensión de sus asesores de la dinámica de este tipo de operaciones.

Sin duda, a mayor calidad de asesores, mucho mayor es la posibilidad de que salga la operación.

Qué tipo de empresa buscas

Clarifica si la empresa está en la fase de desarrollo que te interesa: start-up, crecimiento o madurez. ¿Realmente has desarrollado habilidades útiles para competir en ese sector?

¿Se ajusta al sector y tipo de negocio en el que tú tienes capacidades y experiencia real?

¿La empresa está en una zona geográfica accesible y próxima a tu vivienda (dos horas de coche máximo), y en buena ubicación geográfica para desarrollar su negocio con éxito?

Todas estas reflexiones debes hacerlas antes de embarcarte en el proyecto de compra.

Artículos relacionados


19 aportaciones del Capital Riesgo a tu empresa Generalmente, cuando se escriben artículos sobre capital riesgo se tiende a comentar qué es lo que buscan estas compañías, o en qué tipos de empresas invierten. Es decir, todo encaminado a saber cómo conseguir la financiación de capital riesgo. Sin e...
Valorando Empresas en Mercados Emergentes En nuestro mundo financieramente interconectado donde hay pocas restricciones sobre dónde se pueden llevar a cabo transacciones de fusiones y adquisiciones, uno de los principales desafíos prácticos que enfrenta los inversores y las empresas a la hor...
¿Qué es un Search Fund? Estamos habituados a leer y ver en medios de comunicación términos como private equity, family office o business angel. Pero ¿ocurre lo mismo con Search Fund? ¿sabes qué es? y lo que es más importante ¿sabes cómo puede ayudar a tu empresa? Cómo el...

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

COMPARTIR:

Artículos más leídos

Suscríbete a nuestro Newsletter:

Artículo recomendado: