Tiempo en la venta de empresa

¿Cuánto se tarda en vender una empresa?

Tras haber decidido vender tu compañía, una de las primeras dudas que te surgirán será: ¿Cuánto tiempo tardaré en vender mi empresa?

No existe una respuesta estándar a esta pregunta, depende de la complejidad de la operación, y ésta, del tamaño y circunstancias de la empresa a vender. Pero en líneas generales, podemos afirmar que la venta de una empresa puede llevar a cabo un cabo de 9 a 12 meses en completarse. En algunos casos, hasta 18.

El tiempo es oro, en el caso de una empresa, literalmente. La clave a la hora de maximizar el valor de nuestra compañía durante la venta vendrá determinado por saber dónde nuestro tiempo y dinero en este proceso.

Índice de contenidos 

 

¿Por qué tanto tiempo para la venta de mi empresa?

Existen varios motivos que justifican la inversión de tiempo en esta operación. Si se quiere materializar con la venta todo el valor obtenido en una larga vida de creación de riqueza, la primera y mejor decisión estratégica es invertir también en la contratación de asesores especializados.

Vender una empresa es un proceso complejo. Para el vendedor es la decisión más importante de su vida. Teniendo en cuenta que se trata de una operación que llevará a cabo una sola vez en su vida, es normal que la preparación de esta decisión le lleve tiempo de reflexión y análisis. El vendedor puede cometer errores de juicio forzado por urgencias, como un problema de salud. Incluso en ese caso, contar con un asesor de confianza le permite afrontar su realidad personal con la tranquilidad de saber que la venta de su empresa está en buenas manos, sin necesidad de aceptar la primera oferta que se le presente. Un buen asesor, podrá ayudarte, además, identificar cuál es el mejor momento para vender tu empresa .

Si la empresa cuenta además con varios accionistas, imaginemos el tiempo que requiere alcanzar un acuerdo entre todos ellos acerca de los objetivos de la venta.

El comprador necesita asegurar y asegurar que el valor de su compra es real. A la hora de invertir nuestro dinero, las prisas nunca son buenas consejeras y la elaboración de documentación necesaria que refleje el valor real de una empresa requiere tiempo y profesionalidad.

Por último, desde el punto de vista del proceso en sí, se requiere de todo este tiempo para maximizar el valor de la compañía y llevar a cabo un cabo las fases ineludibles de una operación de compraventa , con toda la documentación y negociaciones necesarias.

Hacer todo ello consiguiendo que la empresa no pierda valor durante el proceso de venta no es una tarea sencilla.

Y aquí sorprende otra pregunta: ¿puede perder mi empresa valor durante todo ese tiempo? La respuesta es, tristemente, que sí. La venta es un proceso muy largo y si el vendedor se dedica en exclusiva a este proceso, puede perder el contacto con la empresa. Eso hace que sus resultados disminuyan y por tanto su valor. El tiempo que como empresario dediques en exclusiva a la venta de la empresa reducirá el valor de la misma y su posibilidad de beneficio en la venta.

«La mejor manera de emplear tu tiempo como empresario durante la venta de tu empresa es dedicarte a ella hasta que el proceso se complete. Es tu mejor contribución a la operación, dejando el trabajo de campo a los asesores profesionales y supervisándoles».

[Si quieres saber cómo puede un asesor maximizar el valor de tu venta y ahorrarte tiempo, puedes leer más aquí: ¿Por qué contar con un Asesor en la compraventa de una empresa?

Los tiempos en las fases de la venta

Llegamos al proceso de venta en sí, al arduo trabajo de análisis, búsqueda de compradores, negociación, elaboración de documentación y cierre de acuerdos. Realizar todo este trabajo con eficacia requiere una inversión considerable de tiempo.

Si te interesa saber en detalle en qué consiste cada fase del proceso, puedes leer nuestro artículo sobre Fases del proceso de venta de una empresa, pero a continuación te esbozamos las fases para que puedas hacerte una idea del tiempo aproximado invertido en cada una de ellas:

1. Fase de análisis de la empresa y la operación

En esta primera fase hay que llegar a un acuerdo con accionistas y preparar la empresa para la venta. Se elaboran dos documentos: el perfil ciego y Cuaderno de Venta de la compañía.

El cuaderno de venta debe reflejar la realidad de la empresa y sus aspectos más positivos para que los potenciales inversores tengan la información necesaria para valorar la compra.

Una vez el equipo de analistas tiene toda la información de la compañía, puede elaborar el cuaderno de venta en 1 mes.

2. Fase de elaboración de Informe de Valoración y búsqueda de candidatos

El Informe de Valoración ayuda al vendedor a saber el valor de su empresa y puede tardar 1 mes en elaborarse.

[Si estás interesado, consulta en el siguiente enlace nuestro Ebook de valoración: https://www.onetoonecf.com/es/valoracion-de-empresas/ ]

En cuanto a la búsqueda y cribado de candidatos supone una de las fases más complejas y que requieren más inversión de tiempo.

Pudiendo llegar a filtrar hasta 700 candidaturas, esta fase puede durar hasta 1 mes.

Si quieres informarte de esta fase del proceso más en profundidad, consulta nuestro artículo: No es tan sencillo

3. Fase de Búsqueda de inversores y presentación del proyecto

Esta fase consume mucho tiempo en valorar el interés de todos los posibles compradores. Por cada candidatura seleccionada, hay que localizar el contacto adecuado, enviar a cada uno de ellos el teaser de la operación, así como un acuerdo de confidencialidad (NDA). El objetivo es que cada uno devuelva la NDA firmada y se les pueda enviar el Cuaderno de Venta de la empresa.

Teniendo en cuenta que hay que negociar con muchas personas a la vez y con cada una en diferentes fases, pueden pasar fácilmente 2 meses.

4. Fase de negociación de la venta entre compradores y vendedores

En esta fase entran en contacto, por fin, vendedor y comprador, se envía la documentación necesaria y se abre un período de resolución de dudas de todo tipo. Hasta que se materializa una Oferta Vinculante, su resolución suele requerir de muchas conversaciones: el comprador pide información exhaustiva y consulta con su propio equipo y con el vendedor; necesita plena confianza en su inversión. Este período puede consumir un tiempo estimado en 2 meses, dependiendo de la agilidad en la respuesta por ambas partes: vendedor y comprador.

5. Fase de Due Diligence

La Due Diligence es un proceso de análisis profundo y profesional que el comprador encarga sobre la empresa en venta. El comprador quiere asegurarse del valor de lo que está comprando y contacta con empresas de auditoría y fiscalistas especializadas para elaborar un documento que puede a costar entre 40.000 y 100.000 €. Toda esta búsqueda, análisis y coordinación de entrega de información entre las dos partes puede tardar hasta 3 meses.

6. Cierre

Y al fin, como un alpinista que cree que ha culminado el ascenso y descubre que aún queda un pequeño montículo antes de poder hacer cima, llegamos a la fase de cierre.

Tras el acuerdo, el cierre requiere de la elaboración de un Contrato de Compraventa o SPA, que debe ser elaborado por un abogado mercantilista especializado. La elaboración y negociación de este contrato, así como de la documentación paralela (como acuerdos de accionistas), puede llevar entre 1 y 2 meses.

Es posible rentabilizar los plazos y hasta acortarlos

Ahora que tienes una idea del proceso y sus tiempos, te harás una última pregunta: ¿es posible acortar los tiempos de la venta de la empresa? Sí, es posible.

La clave para acortar al máximo este tiempo es contar con planificación, con profesionales que sepan aportar la documentación adecuada y que tengan experiencia en la negociación. Presentando la información de forma ágil y clara surgen menos dudas en el comprador y se acorta el tiempo de venta. Además, los asesores comprenden los tiempos de decisión y conocen los periodos del año en los que la actividad se ralentiza. Sabiendo esto, evitan alargar el proceso de compraventa innecesariamente.

Del mismo modo que no construirías una casa sin un arquitecto, la recomendación es que no vendas tu empresa sin la ayuda de un asesor.

Conclusiones

La inversión en asesoría profesional redundará en un ahorro de tu tiempo y la obtención del mayor precio posible por la venta de tu empresa. Si bien es cierto que el tiempo es el recurso más valioso, el dinero también tiene importancia. Podemos emplear ambos de manera inteligente para ayudarte a afrontar el momento crucial de tu vida profesional: la venta de tu empresa.

Si estás interesado en considerar la venta de tu empresa y necesitas consejo profesional, ponte en contacto con nosotros o rellena el siguiente formulario:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *