Fusiones de empresas: un proceso pensado para ser competitivos

Las fusiones de empresas representan un proceso complejo que requiere, para su éxito, un plan de trabajo y un equipo multidisciplinar con verdadera experiencia en fusiones, que lo estructure, coordine y anime. En las fusiones de empresas, el éxito del proceso, como en todas las operaciones relacionadas con la compraventa de empresas, exige el conocimiento, la coordinación y guía de asesores externos especializados, que ayuden a conjugar los intereses de los diferentes empresarios y a implementar la operación de manera satisfactoria para todos, evitando que finalmente se frustre el proceso (algo muy común cuando faltan estos asesores).

Sumar para crecer

Fase 1: Fase de estudio de cada una de las sociedades con el objetivo de elegir la opción mercantil y fiscal óptima; esta fase culmina con la firma entre todos los accionistas de un acuerdo de intenciones.

Fase 2: Reestructuración. Puede ser necesario realizar una restructuración legal de las empresas involucradas en el proyecto, separando la actividad empresarial de los activos inmobiliarios. Esta fase culmina con la validación del marco legal, fiscal y financiero de la fusión.

Fase 3: Valoración de las compañías en base a un modelo común y acordado previamente por las partes, dentro de un marco de métodos de valoración generalmente aceptados. Recomendamos una previa auditoria de las compañías. Esta fase culmina con la determinación de las ecuaciones de canje.

¿Se ha planteado una fusión para su empresa?

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.