¿Será 2014 el año del resurgir de las fusiones y adquisiciones en España?

¿Será 2014 el año del resurgir de las fusiones y adquisiciones en España?

El mercado español de fusiones y adquisiciones ha vivido horas bajas durante la crisis. 2013 no ha sido en conjunto un año positivo para la actividad, pero los expertos subrayan el cambio de tendencia registrado en los últimos meses, con una oleada de operaciones que hacen presagiar una creciente revitalización de las transacciones corporativas en 2014. ¿Qué sectores están en el punto de mira?

El banco de inversión ONEtoONE Corporate Finance, especialista en fusiones y adquisiciones, ha contabilizado cerca de 1.500 transacciones en 2013, un 18% menos que el año anterior.

El descenso también se ha dejado notar en el importe global de las transacciones. Las operaciones completadas contabilizadas por el ránking de Thomson-Reuters en 2013 reflejan un valor conjunto de 50.800 millones de dólares (unos 37.400 millones de euros), frente a los 76.875 millones (alrededor de 56.500 millones de euros) de un año antes, lo que representa un descenso de más del 30%.

No obstante, aunque la radiografía del sector se muestre en conjunto negativa, los expertos resaltan que la actividad repuntó con claridad a partir del verano, dando el pistoletazo de salida a un cambio de tendencia que ahora apunta al alza.

Oleada de operaciones

La opa de la mexicana Sigma sobre Campofrío, los desembarcos de Bill Gates y George Soros en el capital de FCC, la entrada en el accionariado de Popular por parte de un grupo de inversores mexicanos, la compra de Novagalicia Banco por el grupo venezolano Banesco, la adquisición de Inversis por Banca March, o el incremento de la presencia de Abertis en el capital de Hispasat, fueron sólo algunas de las operaciones más significativas anunciadas en el último tramo del ejercicio, dando fe de una reactivación de la actividad que, según los expertos, ganará intensidad en los próximos meses.

La opa de la mexicana Sigma sobre Campofrío, los desembarcos de Bill Gates y George Soros en el capital de FCC, la entrada en el accionariado de Popular por parte de un grupo de inversores mexicanos, la compra de Novagalicia Banco por el grupo venezolano Banesco, la adquisición de Inversis por Banca March, o el incremento de la presencia de Abertis en el capital de Hispasat, fueron sólo algunas de las operaciones más significativas anunciadas en el último tramo del ejercicio, dando fe de una reactivación de la actividad que, según los expertos, ganará intensidad en los próximos meses.

Jorge Riopérez, socio responsable de Corporate Finance de KPMG en España, coincide en que al observar «la foto fija» del mercado en 2013 se puede pensar «que ha sido un año malo, pero la tendencia apunta a la recuperación». En este sentido, cree que el mercado vivió un punto de inflexión en el último tramo de 2013, especialmente a partir del verano, a la inversa de lo que sucedió en 2007, año que en términos globales fue positivo pero que experimentó un cambio hacia una tendencia negativa en su última parte, iniciando el declive de la actividad.

No obstante, el socio de KPMG advierte de que el giro actual muestra «un cambio de actitud cualitativa que no veremos reflejado en cifras hasta dentro de unos meses».

 

Un mix de riesgo/precio atractivo

Para Riopérez, el repunte de la actividad vendrá de la mano de la recobrada confianza de los inversores en la economía española. En su opinión, la prevención mostrada por la inversión en el pasado hacia España ha sido exagerada y señala que «se está viendo ahora que el mix de riesgo/precio de los activos españoles resulta bastante atractivo».

No obstante, el socio de KPMG advierte de que el giro actual muestra «un cambio de actitud cualitativa que no veremos reflejado en cifras hasta dentro de unos meses». Igualmente, optimista se muestra Enrique Quemada, consejero delegado de ONEtoONE, firma que pronostica un fuerte aumento de las transacciones en 2014, con más de 2.000 operaciones corporativas frente a las 1.500 del año pasado, «a medida que se afiance la confianza en nuestro país». En su opinión, en los mercados hay liquidez y «España es un país foco, que vuelve a estar de moda».

Según Quemada, de un lado, «los cortes de financiación empujan a los vendedores», y de otro, «los compradores extranjeros ven que España sale de la crisis, lo que hace que perciban que se les puede escapar la oportunidad de entrar en Europa a través de empresas que están a precios atractivos debido a la caída de facturación por falta del consumo interno». Y es que según el experto de ONEToONE, «mucha gente que quiere entrar en Europa ve en España el camino».

Sectores en el punto de mira

Jorge Riopérez, quien considera que los compradores en España serán esencialmente extranjeros, mientras que «las empresas españolas que tienen dinero comprarán sobre todo fuera», señala que entre los sectores que se sitúan en el punto de mira de la actividad se encuentra el financiero, «con la venta de carteras de activos que pesan en el consumo de capital de las entidades». Liberbank, por ejemplo, acaba de vender este mes de enero una cartera de 663 millones de euros de activos fallidos.

La energía y, en concreto, el segmento de las renovables es otro de los sectores susceptible de registrar cambios de propiedades. Según el socio de KPMG, «es un sector que necesita dinero nuevo porque su sistema de financiación no se sostiene». En este sentido, considera que el capital que acudirá a este sector será un «dinero oportunista».

En el objetivo se sitúan también empresas de consumo, algunas de ellas con marcas líderes asentadas; compañías industriales, en este caso «muy orientadas a la exportación», y las firmas de salud y del negocio hospitalario. Por su parte, Enrique Quemada coincide en que los potenciales compradores analizarán con lupa a las empresas industriales «con «demostrada actividad exportadora», así como los sectores relacionados con los componentes de automoción, las compañías agroalimentarias y el negocio turístico y hotelero.

Inversores indios, chinos y americanos

Respecto a la procedencia del dinero, Quemada señala que «resulta sorprendente la intensa actividad compradora hacia España que vemos desde países emergentes como México y Colombia entre los latinoamericanos, o India y China entre los asiáticos, inversores estos dos últimos que buscan especialmente industria y turismo».

Por su parte, Riopérez no descarta que prosiga la llegada de inversores institucionales americanos, en la estela de las inversiones realizadas en nuestro país por el fundador de Microsoft, Bill Gates, o el multimillonario inversor George Soros.

En resumen, en un reflejo de lo que ha sucedido en el conjunto de la economía, la actividad corporativa en España ha ido de menos a más en los últimos meses, mostrando un cambio de tendencia que los expertos creen que ganará consistencia en los próximos meses.

La evolución del sector del capital riesgo es especialmente ilustrativa de este giro: de los 1.700 millones que el sector invirtió en España el año pasado (cifra que representa una caída del 31%), más del 70% se concentró en el segundo semestre. De ahí que el presidente de AScri, la patronal del sector, Carlos Lavilla, anticipe que 2014 será un ejercicio positivo para el capital riesgo y «un año bisagra» hacia un 2015 que augura aún mejor. ¿Será 2014 el año del resurgir de las fusiones y adquisiciones en España?, Empresas y Finanzas. Expansión.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.