Mergers & Acquisitions, Compraventa de empresas

¿Debo vender mi empresa?

¿Cuándo es el mejor momento para vender una empresa?, mejor dicho ¿cuándo es el mejor momento para vender mi empresa? Seguro que en más de una ocasión se ha llegado a plantear esta cuestión. Aunque se trata de una decisión personal, y por tanto subjetiva, existen diferentes razones que pueden hacer conveniente la venta de una compañía.

En España aún son muchos los mitos ilógicos que rodean la venta de una compañía, provocando que muchos “potenciales vendedores” frenen el proceso por el miedo al qué dirán. Sin embargo esto no es así en el mercado anglosajón al que tanto nos gusta imitar en otros aspectos. Allí vender es considerado una hazaña de éxito profesional y empresarial. El empresario se siente orgulloso ya que su compañía ha resultado ser más atractiva que otras para el comprador, a la vez que él ha puesto en valor su empresa convirtiendo valor implícito en precio efectivo.

La realidad demuestra que toda compañía tiene un momento óptimo para ser vendida, y es vital esforzarse en conocerlo y ser conscientes de ello para luego no arrepentirse.

La alta mortalidad de las empresas se debe, entre otras razones, a la falta de planificación en la transmisión, la ausencia de un sucesor competente, el fracaso o el agotamiento de un negocio o de un sector, las dificultades familiares, las peleas entre socios, la falta de capital o la falta de financiación. Algunas fuentes afirman que cerca de un 70% de las empresas familiares no pasan a la siguiente generación, de ahí la importancia de conocer en qué momento vender.

Pero no sólo se debe plantear la venta de una compañía por la carencia de sucesión. En los últimos años, especialmente a causa de la globalización y las mejoras en los medios de transporte de productos y servicios, así como las presiones competitivas han acelerado la necesidad de ser rápido en identificar el momento oportuno para desprenderse de la empresa.

Saber dar respuesta a la pregunta que planteamos se antoja cada vez más necesaria, si quiere que su empresa triunfe y lo más importante…perdure.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.