Mergers & Acquisitions, Compraventa de empresas

El atractivo de las empresas españolas

La situación económica nos ha llevado a ver únicamente el lado negativo de las cosas. Tenemos que cambiar la mentalidad. La economía española también nos ofrece muchos datos positivos que invitan a entender que la situación está mejorando.

Quizás no ocupe las portadas de los diarios pero es un hecho que está aumentando la productividad en las empresas y, como consecuencia, la competitividad exterior con la consiguiente reducción del déficit por cuenta corriente desde el 11% a casi el 1,5%. Las empresas españolas se lanzan al exterior y, según el FMI, las exportaciones españolas de bienes y servicios seguirán creciendo a ritmos elevados (un 7%, cuando la media mundial se situará en el 4,5%). Nuestras exportaciones, que representaban el 24% del PIB en 2009, pasarán a representar el 35% en  este 2013. España seguirá aumentando su cuota exportadora mundial cuando la mayoría de los países desarrollados la están disminuyendo.

Ante este dato es indudable que las empresas españolas comienzan a tener un peso relevante fuera de nuestras fronteras. La internacionalización se ha convertido en la principal vía de supervivencia de las compañías. Este hecho debe sumarse al creciente interés de compañías extranjeras por el “saber hacer” de las empresas españolas, referentes en sus sectores por la calidad de sus servicios y productos.

Un reciente ejemplo de ello es la operación que hemos asesorado desde ONEtoONE. Bergtrom Inc., compañía americana líder en el diseño y suministro de sistemas de climatización para vehículos comerciales, ha adquirido el 100% de la línea de negocio de aire acondicionado para vehículos industriales de la empresa española Dirna S.A. El director general y consejero delegado de Bergtrom Inc. ha comentado, “Dirna tiene una excelente reputación como líder en Europa de productos con funcionamiento a motor parado, con una sólida base de clientes y presencia internacional fuerte».

Esta operación es solo un ejemplo del creciente interés que despiertan las empresas españolas como puerta de entrada al mercado europeo. Ahora es el momento idóneo para que las compañías nacionales busquen socios estratégicos con los que fortalecer su presencia por todo el mundo e internacionalizar así su compañía.

Pero ¿por qué interesa España a los inversores? Además del propio potencial de las compañías, se suma algunas de las medidas que ya ha puesto en marcha el gobierno y que han supuesto un cambio de rumbo. Partimos de  una primera apuesta socialista por incrementar el déficit para reactivar la economía, para dirigirnos ahora a un ejercicio de austeridad liderado por Rajoy, enfocado a reducir el insostenible endeudamiento y poder ganar competitividad. No sólo se ha frenado el incremento de empleo público, sino que ha comenzado ya su reducción, lo que ayudará a reducir el déficit, con ello los intereses de la deuda y, como consecuencia, los impuestos sobre familias y empresas.

En 2012 se realizó una reforma laboral, que ha permitido que los salarios suban por debajo de la inflación por primera vez después de muchos años, provocando una caída de los costes laborales unitarios que ayudará a mejorar la productividad de muchas empresas, siendo a la vez un punto de interés para inversores o empresarios extranjeros.

Sin duda, el Gobierno ha puesto en marcha incentivos que aumentan el atractivo de las empresas españolas de cara a inversores extranjeros. Este hecho se suma al potencial de las compañías españolas como líderes europeas en innovación. Sin embargo, aún queda mucho trabajo por hacer y muchas medidas por implementar que acompañen al gran potencial de las empresas españolas.

 

 

 

Enrique Quemada Clariana

Consejero delegado del banco de inversión ONEtoONE Corporate Finance  y autor del libro ¿Puedo comprar una empresa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.