La nueva ley de emprendedores ¿animará a la actividad en M&A?

La Ley de emprendedores era la eterna tarea pendiente del Gobierno que preside Mariano Rajoy, pero por fin ha llegado. La norma, que ya cuenta con la aprobación del Consejo de Ministros, fue una de las promesas estrellas del programa que presentó el Partido Popular en las pasadas elecciones. Rajoy prometía su aprobación antes del mes de marzo del 2012, tiempo durante el cual miles de empresas de han visto obligadas a cerrar. Como nota positiva destacar que la ley incluye muchas de las peticiones de apoyo a los pequeños y medianos empresario.

Es previsible que desde su aprobación y debido a los incentivos que incluye la Ley de emprendedores, comencemos a ver un incremento de los MBI (Management Buy In). Este tipo de operaciones consiste en la compra de una sociedad por parte de un directivo o grupo de directivos ajenos a la compañía. Recordar que la norma impulsada por el Gobierno pretende facilitar la concesión de permisos de residencia a aquellos inversores extranjeros que creen empleo. También se facilitará la atracción de profesionales altamente cualificados e investigadores a través de un régimen de visados y autorizaciones de residencia ágil y valido en todo el territorio nacional que impulse la atracción de talento e inversión.

Pero este tipo de operaciones no serán “movidas” solo por inversores extranjeros, la nueva ley incluirá otra serie de incentivos que aumentarán el atractivo de  ser empresario. Medidas como la limitación ante las deudas, nuevas vías de financiación o ventajas fiscales que fomenten la reinversión van enfocadas en esta dirección.

Un ejemplo reciente de operación MBI, es la adquisición del 60% del capital de Urakas por parte del inversor August Navarro. La compañía se dedica al desarrollo y comercialización de fragancias como Devota & Lomba, Roberto Torretta y Miriam Ocariz.  Dentro de los planes de futuro de August para la compañía que ahora dirige, destaca la incorporación de nuevos nombres de la moda a Pasarela Fragancia, la extensión de la actividad de Urakas a las cadenas de moda rápida, así como posibles nuevas adquisiciones. Planes para los que la nueva ley supondrá un revulsivo.

Ahora es el momento para las portadas a toda página sobre emprendedores. Una vez se apruebe en el Congreso la nueva Ley, será el momento para contrastar si realmente supone un impulso para el dañado tejido empresarial español, formado en su mayoría por pequeñas y medianas empresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.