Mergers & Acquisitions, Compraventa de empresas

¿Te ayudará la banca en la sombra?

El nombre suena mal. Sin embargo, juegan un papel muy necesario en los momentos actuales. Se trata de entidades profesionales (no bancarias y no reguladas por el Banco de España) dispuestas a financiar a empresas.

Ante las dificultades y requisitos cada vez mayores que ponen los reguladores a los bancos para que presten y ante la necesidad de desapalancamiento de la banca española, prestigiosas entidades como Renta 4, Arcano, N+1, AFI o Trea Capital se están lanzando a captar inversores para financiar a empresas.

La mayoría de estos proyectos están en fase de búsqueda de inversores y se están orientando a empresas exportadoras a las que les puedan prestar para acometer sus proyectos de crecimiento. Buscan financiar tickets de, al menos, diez millones de euros, a empresas no demasiado endeudadas y que exporten (un océano rojo en el que ya han comenzado a financiar de nuevo los grandes bancos y a los que prestan los organismos públicos como COFIDES o AXIS). Todos ellos luchan por financiar a un colectivo que no alcanza las 5.000 empresas.

Todavía no han salida fórmulas de financiación alternativa para las PYMEs (que representan el 98% del tejido empresarial) ni para empresas demasiado endeudadas. Tal vez porque el problema está en la palabra «financiación». La mayoría de las empresas ya tienen financiación, excesiva, y pagan tantos intereses que les impiden llegar al beneficio. Necesitan recomponer su balance con nuevos inversores (nuevo capital) que rebaje el peso de la deuda, que les saque del estrangulamiento en que están metidas y les de alas para invertir, exportar y crecer.

Todas estas nuevas fórmulas de financiación (banca en la sombra) deben ser bienvenidas, especialmente si dan aire y evitan la quiebra de empresas, pero debemos alertar a los empresarios que su problema de deuda no se solucionará con más deuda, sino con nuevo capital.

Artículo elaborado por Enrique Quemada, Presidente de ONEtoONE Corporate Finance Group, para Expansión.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.