Mergers & Acquisitions, Compraventa de empresas

Adelántate y rompe

Tienes una gran oportunidad si sabes entender el impacto en tu sector de las actuales revoluciones: robótica, la nube, inteligencia artificial, biotecnología, big data, internet de las cosas, impresión 3D,…

Grandes empresas han caído por no entender el cambio. La fotografía digital se inventó dentro del mismo Kodak. A sus directivos les pareció absurdo que alguien quisiera ver sus fotos en un dispositivo digital. Su éxito les hizo ciegos porque el éxito alimenta la complacencia y la complacencia alimenta el fracaso. Quebraron.

Telefónica, con decenas de miles de empleados, ha enterrado millones de kilómetros de líneas de cobre y fibra en Latinoamérica y España. Aparece WhatsApp, con sólo cincuenta empleados, y ofrece telefonía gratis.

Las barreras entre sectores se difuminan. Las grandes firmas de Internet, por ejemplo, van a atacar a los bancos ocupando su espacio competitivo.

Han surgido nuevas herramientas que van a revolucionar tu sector. ¿Por qué no ser tú quien las aproveche para trasformar y reescribir las reglas en él, para definir nuevos estándares de servicio?

Para hacerlo, dedica tiempo a la reflexión, a entender en un nivel más profundo las necesidades de tus potenciales clientes, tal vez están escondidas y tú tienes que descubrirlas.Ten presente que los clientes no compran un taladro, compran un agujero, no compran un servicio sino una solución.

Cuanto mayor es la oportunidad, más obvia parece una vez abordada. Por eso, si quieres cambiar las reglas, tienes que dejar de pensar que entiendes y mirar la realidad de manera diferente. Se trata de ver lo que todo el mundo ve, pero pensar lo que nadie piensa.

No te haces gran directivo dando las respuestas correctas, sino haciendo las preguntas adecuadas. La clave está en ver un problema que tiene el cliente y solucionarlo, en cerrar el espacio entre el problema y la solución, entre lo que hay y lo que podría haber, entre la experiencia que el usuario tiene hoy y la que podría tener.

Lo que diferencia al verdadero emprendedor es el hambre por solucionar una necesidad y su tenacidad. Él busca de manera incesante la oportunidad con independencia de los recursos a su disposición.

Está todo por inventar. Una manera de ver la oportunidad es mirando los problemas que tú tienes. Frederic Mazzella en 2003 intentaba ir de Paris a su pueblo natal. Los trenes y autobuses eran caros. Sabía que tenía que haber gente haciendo el mismo viaje y que estarían dispuestos a compartir los gastos. Su problema era encontrarlos. Decidió solucionarlo creando BlaBlaCar.

Drew Houston, con 27 años, se dío cuenta en el autobus que se había olvidado el pendrive. Decidió programar un servicio para sincronizar y compartir archivos entre ordenadores por Internet. De esta manera siempre podría acceder a la última versión de los documentos. Así nació en 2007 Dropbox.

Si tú quieres revolucionar tu sector, hoy es posible, pero primero has de proponértelo. No podrás cambiar tu sector si no cambias tu pensamiento. Hazte constantemente preguntas. Si te relajas, otros las harán y te superarán.

 

Artículo publicado por Enrique Quemada, presidente de ONEtoONE Corporate Finance, en Expansión.com

Un comentario en «Adelántate y rompe»

  1. magnifico mensaje perfectamente condensado de lo que se entiende por innovacion…una aptitud. enhorabuena!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.