Carácter antes que talento

Cuando construyas tu equipo, te recomiendo que primes el carácter antes que el talento. El talento sin carácter es como un coche sin volante, sirve para poco y puede resultar peligroso. Busca personas que se auto motiven, honestas, dedicadas, generosas, leales, apasionadas y confiables.

El carácter se detecta principalmente por su ausencia. Las personas con mucho talento, pero con el carácter equivocado no van a hacer crecer tu organización, van a intentar crecer ellos a costa de ella. Minarán la moral del equipo y destruirán la cultura.

Las personas con talento pero sin espíritu de equipo acaban dañando al equipo y a la empresa. En cambio, los que se sacrifican por su equipo crean muchísimo valor, aunque no se vea.

Las personas con carácter afrontan los golpes y las dificultades como retos y se enfrentan a ellos con pasión. Tener carácter no tiene nada que ver con ser emocional. Las personas con carácter no piden que les motives, ellos se auto motivan.

Si creas un equipo formado por individuos con carácter, con ética profesional, autoexigentes y generosos, con mentalidad ganadora (y no de victimas), tendrás una empresa extraordinaria.

A este tipo de personas no les pongas un objetivo económico, dales un propósito, una misión, una motivación moral para trabajar. El propósito es lo que marca la diferencian entre bueno y extraordinario. Nada es más motivador que saber que estás creando una diferencia en el mundo.

Si quieres crear un gran equipo, busca personas con carácter. No dejes que tu equipo se infecte con personas que necesitan ser motivadas o que buscan su éxito por encima del de todos.

Si te falta talento, puedes ser extraordinario: desarrollando tu carácter. Sé un ejemplo de motivación, entusiasmos y positividad; contagia a tus compañeros con vuestra misión y serás irreemplazable.

Artículo escrito por Enrique Quemada, Presidente de ONEtoONE Corporate Finance Group, para expansion.com

2 comentarios en «Carácter antes que talento»

  1. Totalmente de acuerdo, enrique.
    A una persona Sin suficiente talento se le puede enseñar lo que necesite si tiene motivacIon para aprender, pero a alguien con «talento?» Pero con el caracter q describes, es muy dificil «enseñarle» lO que le falta

  2. Y que necesario en el proceso educativo es formar ese carácter. y que ausencia existe en nuestras aulas.
    los propósitos se van cultivando desde pequeños y por eso educar va mas alla que simplemente aprender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.