Mergers & Acquisitions, Compraventa de empresas

Reinvéntate

Los márgenes de tu sector se deterioran, la competencia es intensa, todos competís de la misma manera y por los mismos clientes….Es hora de reinventarte.

Para reinventarte debes analizar qué activos realmente valiosos tienes dentro de la empresa, aquellos que puedes potenciar para obtener una diferencia clara (frente a los competidores) o un valor añadido especial (para tus clientes). Estos activos pueden no ser obvios y a veces están escondidos.

Cuando la venta de hardware se caía y sus márgenes se estrechaban, IBM buscó alguna capacidad diferencial dentro de la empresa y la encontró en una pequeñita unidad llamada Global Services Group. Toda la compañía se reinventó apoyándose en ese activo y en el conocimiento de esta unidad, que en 2001 llegó a representar dos tercios del valor total de IBM.

Busca en tu empresa cuáles son tus activos más valiosos y pregúntate: ¿Nos pueden ayudar a diferenciarnos?

El único camino para la grandeza es enfocarte en lo que puedes hacer mejor que nadie. Vuelca tus esfuerzos y tus recursos en esa fortalezas que te permitirían, si las potencias, producir una oferta única. Reinventa tu empresa apalancándote en esas capacidades.

Cuando los márgenes de su industria (la fabricación de PCs) se deterioraron, Apple se movió a un nuevo modelo de negocio: la música digital. Se reinventó apalancándose en su fortaleza en diseño, capacidad de crear marca, producir software sencillo y desarrollar interfaces. Con todo ello creó el iPod.

En ocasiones, la clave para la reinvención es descubrir que existe un segmento de clientes no identificado, como hizo Target frente a su rival Wal-Mart. Entendió que siempre bajos precios no tenía por qué equivaler producto feo e incorporó el diseño en la ecuación. Consiguió pasar de 3.000 millones a 63.000 millones de dólares en facturación.

Nunca culpes por tanto a los demás de tus malos resultados, si son pobres el culpable eres tú. No aceptes excusas. Si estas en un mal sector, reinvéntate y cambia las reglas de juego del sector, o cambia de sector.

Eso hizo Swatch cuando los japoneses capturaron el 80% del mercado, decidió reinventarse y cambiarse al  sector de la moda, desarrollando un amplio catálogo de diseños y colores para sus relojes que atrajo nuevos clientes y les permitió vender millones de unidades.

Aplica esta estrategia a tu vida personal: busca aquello en lo que eres mejor y poténcialo. No busques ser bueno en todo, busca ser extraordinario en una cosa, en lo que ya destacas, lo que haces bien de manera natural. A partir de ahí, busca aquel empleo o cliente para quien más valor puedes crear con esa cualidad.

Artículo publicado por Enrique Quemada, presidente de ONEtoONE Corporate Finance, en Expansión.com

Enrique_Quemada_President_Global_ONEtoONE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.