Mergers & Acquisitions, Compraventa de empresas

Tus límites son tu trampolín

Parece que tus restricciones te limitan. No es verdad. Al revés, son tu trampolín para encontrar maneras de competir mucho más eficientes. La vida no consiste en esperar que pase la tormenta, sino en aprender a bailar bajo la lluvia.

Es lo que le sucedió a Wal-Mart. Pudo llegar a ser la mayor cadena de supermercados del mundo porque nació en medio de la nada, en Arkansas; eso le obligó a crear un sistema logístico super-eficiente para ser más rentable que los competidores mejor localizados.

Muchas veces tus restricciones son mentales. Te pones límites sobre lo que es posible que te impiden ver nuevas posibilidades. Tú te creas unos imposibles que no son ciertos.

Tú te creas una realidad limitativa, que no te permite ver la abundancia de posibilidades. En lugar de vivir en el mundo de «lo que es posible» decide vivir en el de «lo que sería posible si….».

Viví en Kenia. Allí, en Nakuru, los granjeros tenían problemas porque las aves predadoras se comían los pollitos antes de que crecieran. Sin recursos, tuvieron que ser imaginativos y pensaron«no los comerían si…no parecieran pollitos» y los pintaron de azul. Las aves no podían imaginar que eran pollitos y dejaron de atacarlos.

Superarás tus restricciones si te haces preguntas audaces. El ingeniero jefe de BMW pidió a su equipo que pensase maneras de ganar Le Mans sin correr más rápido que los demás coches. Les forzó a pensar de manera imaginativa y concluyeron que «podríamos ganar si… hacemos menos paradas a repostar», condujeron con diésel más eficiente y ganaron los siguientes tres años.

Dos millones de personas abandonaron China huyendo del ejército rojo y formaron una nueva nación. Taiwán necesitaba crecer económicamente para no ser atacado, pero no tenía recursos naturales. El gobierno dijo «podríamos crecer si …consideramos a las personas como un recurso natural«. Decidieron invertir en formación y potenciar ese recurso hasta crear un rico país industrial.

Utiliza también en tu vida privada  tus restricciones como palanca para el éxito. Tus límites te los inventas tú. Sólo son reales en tu mente. Si quieres triunfar, cambia tu diálogo interno y en lugar de pensar «no puedo porque», piensa siempre: «podría sí….».

El mundo en el que vives no es la realidad, es «tu realidad», la que tú te has construido. Cuando tú cambias tu perspectiva, cambia tu mundo y se llena de nuevas posibilidades. En realidad, cuando cambias tu mentalidad cambia todo el Universo que te rodea. Tienes un poder inmenso.

 

Artículo publicado por Enrique Quemada, presidente de ONEtoONE Corporate Finance, en Expansión.com

Enrique_Quemada_President_Global_ONEtoONE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.