Mergers & Acquisitions, Compraventa de empresas

Un inversor para cada etapa de mi empresa (I)

Si te planteas la pregunta “dónde busco un inversor” o tecleas constantemente en Google “busco inversor”, antes te recomendamos que leas este artículo. En internet encontrarás gran cantidad de páginas que te hablarán de inversores, pero no todos son para tu empresa. Existen tantos tipos de inversores, como etapas tiene una empresa. En una serie de dos artículos te desglosamos los principales tipos de inversores según la fase en la que se encuentre la compañía.

Capital semilla

El capital semilla apuesta por una idea de negocio, cuando aún no hay una estructura empresarial.

Lo habitual en esta etapa tan inicial de un nuevo proyecto empresarial, para captar capitales, es apoyarse en familiares y amigos, personas que confían en los fundadores, que creen en su capacidad de llevar su idea adelante y desean apoyarlos, pues son conscientes de que resulta muy difícil encontrar un inversor.

Start up

Las empresas start-up comienzan a funcionar, ya que no es sólo una idea, van tomando forma y  están captando sus primeros clientes. Sin embargo, conviene tener presente que el 90% de las nuevas empresas no sobreviven a esta etapa.

Durante esta etapa, lo más general es que los fundadores hayan puesto todo lo que tenían, la empresa esté creciendo y por lo tanto exija mayor nivel de inversión. Estos empresarios no cuentan con recursos para financiar el crecimiento de la empresa,  ni apoyo de las entidades financieras pues no tienen forma de dar garantías y necesitan inversores que pongan dinero o de lo contrario la empresa no podrá seguir creciendo.

En esta situación, cuando el proyecto es robusto y está  “bien vendido” (gracias a un buen respaldo en marketing) puede aparecer un nuevo inversor como el business angel o el pledge fund.

  • Los business angels

El business angel, tiene cada vez mayor presencia en nuestro país, organizándose incluso eventos donde acuden estos “ángeles” para conocer estos nuevos proyectos.

Por regla general suelen tratarse de un antiguo empresario o un inversor particular que apuesta por invertir en proyectos empresariales incipientes, con aportaciones que rondan entre los 200.000 y un millón de euros.

El business angel tiene margen para alcanzar con su patrimonio un mayor grado de diversificación con la participación en distintos proyectos. A su vez ayuda a los emprendedores a disponer de un mayor caudal de fondos para afrontar el crecimiento.

Hoy, los business angels se agrupan cada vez más en redes organizadas. La red facilita el contacto con el empresario y sirve como plataforma de encuentro entre inversores y los buscadores de capital, permitiendo confrontar perfiles de emprendedores e inversores.

Algunos fondos de capital riesgo público están optando por esquemas de coinversión con las redes de business angels. De esta manera la administración puede aportar fondos para acompañar, hasta un determinado porcentaje al dinero puesto por los business angels.  Esta medida tiene todo el sentido, pues las administraciones, apoyándose en el conocimiento sectorial del business angel (que está invirtiendo su propio dinero), se ahorra los costes del análisis del proyecto.

  • Los pledge funds

Un pledge fund consiste en un grupo de profesionales expertos en inversión que agrupa a unos cuantos empresarios en un club de inversores. Estos pagan una cuota al club y los profesionales que lo gestionan tienen por misión localizar y seleccionar proyectos de inversión interesantes. Unos cobran una cuota periódica a los miembros, en otros, una cantidad por proyecto seleccionado y otros a quien cobran es al emprendedor por presentar su proyecto.

Hay muy pocos pledge funds en España, pero es un fenómeno que se está extendiendo y que tomará más cuerpo cuando las instituciones de banca privada se decidan a ofrecer este servicio a sus clientes.

Un comentario en «Un inversor para cada etapa de mi empresa (I)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.