reasons to sell a business

Principales razones para la venta de una empresa

La vida profesional de un empresario está compuesta por diferentes etapas que se van superando. La pregunta es: ¿Cuál es la última etapa que el empresario debe alcanzar? Normalmente, esta llega cuando se juntan una serie de condiciones, como, por ejemplo:

  • Haber alcanzado el éxito profesional y económico.
  • Estar relativamente cerca de la etapa de jubilación.
  • Tener una sensación de insatisfacción e infelicidad respecto a tu empresa o trabajo.

Cuando se juntan estos patrones, estamos claramente ante una situación que requiere un cambio de enfoque de vida. Esto quiere decir que probablemente el propósito por el cual se creó la empresa ya se cumplió, y por lo tanto ha perdido su valor. Es entonces cuando llega el momento de plantearse un nuevo propósito de vida que vaya acorde a la situación actual del empresario.

comprador ideal

Las dos principales razones para la venta de una empresa

Gracias a nuestra experiencia en el sector hemos podido estudiar testimonios maravillosos donde diferentes empresarios nos han podido expresar sus motivaciones para la venta de su empresa. Usualmente estas se resumen en dos tipos: las personales y las económicas.

Motivos económicos:

  • Un nuevo competidor: En algunas ocasiones las grandes corporaciones son adquiridas por empresas de capital riesgo. Debido a esto, los competidores adquieren una gran fortaleza que puede perjudicar seriamente a un empresario de menor influencia. Cuando esto se convierte en una tendencia en crecimiento dentro de un sector, suele ser la primera señal para un empresario de que es el momento de plantearse la venta de su empresa.
  • Rentabilidad decreciente: Los movimientos agresivos y las tendencias disruptivas en un sector incrementan el nivel de vulnerabilidad de aquellas empresas con una estructura interna débil. Por ello, si una empresa está pasando por una crisis interna, y esto coincide con una ola disruptiva, sería un gran movimiento estratégico el considerar venderla.
  • Necesidad de inyección de capital: vivimos en un mundo que avanza muy rápido. Para algunos empresarios es difícil mantener el ritmo y, en muchos casos, la competencia sí logra adaptarse al cambio. La única forma de mantenerse en el juego es con una inyección de capital mayor, sin embargo, esta opción no siempre es factible. En este caso, el empresario debería plantearse la venta su empresa.

Motivos personales:

  • Jubilación: Es una de las razones más comunes para los empresarios. Muchos sienten cansancio y desgastamiento debido a un largo recorrido profesional. Esto los lleva a querer disfrutar de un poco de paz y tranquilidad en su vida.
  • Cambio de estilo de vida: Este motivo va de la mano con la jubilación. Algunos empresarios desean dejar de perseguir el éxito y deciden encontrar el sentido. Lo hacen devolviendo a la sociedad lo que esta le ha dado y empiezan a construir su legado.
  • Condiciones de salud: El mantener una empresa en pie requiere de una condición óptima de salud del empresario. Los niveles de estrés pueden ser críticos. Sin embargo, en muchos casos, este privilegio es negado por causas naturales. Está debería ser la razón más importante para el planteamiento de la venta de una empresa.

Estas son algunas de las principales razones de la venta de una empresa, pero la pregunta es: ¿cómo se va a sentir el empresario después de la venta?

¿Qué pasa después de la venta?

Al vender su empresa, el empresario deja atrás esa sensación de insatisfacción e infelicidad. Ha sabido tomar una decisión que le ha permitido enfrentarse a un nuevo reto profesional.

A pesar de esto, muchos empresarios temen terminar con su etapa profesional. Es común que tengan cierta incertidumbre sobre lo que puede ocurrir después de la venta. Sin embargo, una vez la empresa se ha vendido el empresario entra en una nueva fase de su vida llena de libertad. Ahora que tiene el  control total de su tiempo y de sus recursos puede enfocar su vida a nuevos objetivos y sueños.

Además, la sensación predominante es la de orgullo y satisfacción. Tras una buena valoración de la empresa y una exitosa venta, el empresario ve como su esfuerzo y duro trabajo es reconocido.

Cuando el empresario se encuentra con algunas de estas principales razones para la venta de una empresa, es hora de actuar. Dicho esto, si desea más información sobre el proceso de venta de una empresa, le ponemos a su disposición nuestro equipo de asesores altamente cualificados que estarán disponibles para ayudarle en cualquier cuestión que tenga.

m&a advisors

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *